BRIO de A&J Tecno, el futuro de la limpieza por ultrasonidos

La limpieza por ultrasonidos se basa en la transformación de energía eléctrica en energía mecánica mediante transductores piezoeléctricos que componen el emisor de ultrasonidos. Este transmite ondas de muy alta frecuencia al seno de un fluido, contenido en la cuba de limpieza. La pieza sumergida recibe la implosión de pequeñas microburbujas que producen un microcepillado conocido como “cavitación”.

Este sistema de limpieza es desde hace años la mejor alternativa a los sistemas de limpieza tradicionales de los sectores industriales, conllevando un ahorro notable en tiempos y mano de obra. Se ha establecido como referente en la limpieza de moldes de inyección; limpieza de carbonilla en motores, culatas y otras piezas del sector automotriz; tratamiento de superficies; eliminación de todo tipo de recubrimientos con procesos avanzados de decapado; y en muchas otras industrias y aplicaciones.

 

 

El equipo de I+D+i de A&J Tecno era consciente del potencial de esta tecnología, y por ello se desarrollaron varias líneas de investigación. Pronto se detectaron discrepancias en la emisión de la transmisión al fluido. La superficie eficaz se reducía a la posición de los transductores, y el resto de la placa ultrasónica no era útil. Por tanto, el objetivo fue la efectividad de la placa emisora en toda la superficie. Para lograr homogeneidad total era necesario descartar el pegado individual en frio de los transductores.

Tras 10 años de investigación, A&J Tecno lanza BRIO. Una tecnología única con un sistema de fabricación de la placa emisora que triplica la superficie de transmisión. Esto se consigue gracias a un proceso único de pegado de los transductores en conjunto mediante un proceso concreto de pegado en caliente, distribuidos en una lámina que cubre el 100% de la superficie de la placa. Al tener una transmisión homogénea, se consigue limpiar de forma efectiva un mayor número de piezas o piezas más grandes, en menor tiempo, y consumiendo menos recursos.

Por tanto, BRIO se presenta como el futuro de la limpieza por ultrasonidos. Una tecnología ecológica, con un ahorro de agua y energía superiores; óptima en costes, con el triple de eficiencia que el resto de sistemas de ultrasonidos; con mayor vida útil y menor mantenimiento. Todo ello ahorrando tiempo y mano de obra en un 60%-80% respecto a los sistemas de limpieza tradicionales en todos los sectores industriales.

Para más información: www.brioultrasonics.com

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *