LA IMPORTANCIA DEL KNOW-HOW EN LOS PROCESOS FABRILES

Vamos a tratar en este pequeño artículo, algo que parece obvio, pero que tenemos olvidado, y es la importancia de aplicar el conocimiento o know-how a los procesos fabriles.

A veces, en nuestro sector las empresas pueden poner el foco en “alquiler de medios productivos” no preocupándose de optimizar, mejorar y anclar el know-how de dichos procesos.

Vamos a centrarnos en la parte de procesos de MECANIZADO POR ARRANQUE DE VIRUTA.

Con los avances que la tecnología actual pone a nuestro alcance, a veces caemos en prácticas obsoletas como:

  • Programación manual, personal, sobre el control.
  • Herramientas trabajando lejos de las condiciones óptimas de carga/avance, y por tanto lejos de su vida útil óptima.
  • Sistemas de palpado no integrados en sistemas ni rutinas de programación CAM.
  • Sistemas de amarre obsoletos, que no permiten agresividad en nuevas técnicas de desbaste.
  • Parque de maquinaria sobredimensionado, no optimizado y bajos ratios de rendimiento.

Debemos basarnos en la orientación de parámetros de herramentista y fabricante de la máquina junto con el apoyo de un sistema, pero el conocimiento final debiera estar en manos de la propia empresa mediante un sistema, como puede serlo en este caso el CAM.

 

Un sistema CAM permite generar estrategias de fresado, no alcanzables en programación manual, permite definir procesos, anclarlos y que estos sean visibles para las demás personas de la empresa, y para los que vengan en un futuro. Permite crear bibliotecas de herramientas con condiciones de corte asociadas y definidas según el material y la función de la herramienta (acabado, desbaste…). Nos permite tener bibliotecas de utillaje, simular código postprocesado antes de incluir ningún parámetro en la en máquina (máquinas multitarea, operaciones de 5 ejes simultáneos…) evitando colisiones, y disminuyendo notablemente las puestas a punto y la industrialización de algunos trabajos.

 

Es nuestra responsabilidad competir con garantías, no podemos desperdiciar recursos por carecer de procesos fabriles robustos y optimizados. Estamos en un entorno global, que no podemos atacar de manera local. La tecnología es la aliada perfecta para ayudarnos a generar más negocio y el I+D+i es una oportunidad para crecer en base a la optimización y maximización de márgenes sobre los medios que ya tenemos: máquinas, herramientas, personas.04

Póngase en manos de ingenierías especializadas, aprovechen todo su know – how. Este ha sido fraguado a través de la experiencia de los años. Su empresa y su negocio crecerán y nos darán la razón.

Etiquetas:, ,

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *