Fabricación i4.0 en talleres de herramientas: lo que debe hacer una aplicación de producción

La gestión tiene que adaptarse al tipo de producción de acuerdo con los métodos y tecnologías disponibles en un dado momento. En los últimos años, teniendo como soporte principal el Internet, han surgido tecnologías que vinieron a permitir la aparición de nuevas formas de gestión. Doy como ejemplo la computación en la nube, dispositivos IdCs (Internet de las Cosas), comunicación 5G, democratización de sensores y actuadores, el reconocimiento de imagen y sonido, entre otros.

La complejidad de la gestión de producción en tallers de herramientas viene de una producción intermitente. La fabricación de piezas únicas, la variedad de trabajos a realizar, las diferentes variables e imponderables en los procesos. Esta complejidad dificulta el establecimiento de estándares que nos permitan estimar y cumplir una secuencia de operaciones predefinidas.

La organización de los medios de producción debe ajustarse a las nuevas posibilidades. Si antes organizábamos las máquinas por el tipo de operación que realizan (por secciones), hoy es conveniente considerar la organización por tipo de pieza, o sea, por célula de fabricación. La combinación de ambas las topologías de Sección/Célula quedará estupendo en su taller de herramientas.

El software que gestiona una célula de fabricación tiene que estar preparado para tomar decisiones en respuesta a las variables del proceso. El sistema debe gestionar recursos redundantes. Debe ser robusto y no permitir errores humanos. Las fallas sólo pueden ocurrir debido a factores externos, como puede ser el caso de una falla eléctrica. En caso de falla, el sistema debe restaurarse de forma rápida y automática. Debe permitir la eliminación de un recurso para uso puntual en una operación manual o para mantenimiento, y reintegrarlo, seguir trabajando con fluidez.

 

En el taller de herramientas, ejemplos del uso de este concepto son células con tecnologías de fresado, control dimensional, erosión de penetración, erosión por hilo, rectificado, entre otros.

El Software debe administrar la gama de operaciones por pieza, siguiendo el proceso de fabricación trazado, donde el conocimiento de cada tecnología involucrada es fundamental para tomar de decisiones en tiempo real.

En conclusión, anticipo que, en un futuro muy cercano, la gestión automática que el concepto i4.0 preconiza, se masificará en tallers de herramientas, primero en grupos de recursos (células), pero se extenderá rápidamente a toda la fábrica e tambien en conjuntos de fabricantes organizados en asociaciones sinérgicas.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *