PFERD: Seguridad en el uso de discos de corte y desbaste

Los discos abrasivos mal utilizados pueden ser peligrosos, ya que pueden causar heridas en el operario por contacto o rotura. Por ello, es muy importante seguir las instrucciones del fabricante del disco y de la máquina.

PFERD, como miembro fundador de la Organización para la Seguridad de Herramientas Abrasivas (oSa), se ha comprometido voluntariamente a fabricar herramientas de calidad conforme a los máximos estándares de seguridad. Las empresas miembro de la oSa garantizan el control constante tanto de la seguridad como de la calidad de sus productos.

Consejos importantes a tener en cuenta si se utilizan discos:

  • Es importante examinar todos los discos antes de montarlos para descubrir posibles daños o defectos. No utilizar jamás máquinas en mal estado o con partes defectuosas.
  • Evitar una puesta en marcha accidental de la máquina durante el montaje o cambio del abrasivo. Jamás forzar al producto abrasivo para su montaje ni retocarlo para su ajuste.
  • Utilizar solamente productos abrasivos conforme con los más altos estándares de seguridad. Deben llevar el número de la Norma Europea de Seguridad “EN” que le corresponda y/o la mención “oSa”.
  • Seguir las advertencias y otras recomendaciones que aparezcan en los productos, tanto en la utilización de EPIS como en consejos de uso, montaje, etc.
  • No utilizar nunca un producto abrasivo caducado.
  • Después de montar un producto abrasivo y antes de empezar a trabajar, mantener en marcha la máquina en vacío, con los protectores en su sitio, por lo menos durante 30 segundos, manteniéndose separado de la máquina. No poner nunca la máquina en marcha si la pieza a trabajar está en contacto con el producto abrasivo.
  • Hay que asegurarse de que la pieza a trabajar está correctamente situada y fijada y comprobar que los soportes de la pieza están correctamente colocados y en buen estado.
  • No sobrepasar jamás la velocidad máxima de trabajo.
  • Al trabajar, no ejercer presión excesiva ni golpear el producto abrasivo ni recalentarlo.
  • No quitar nunca los protectores de las máquinas y asegurarse de que están en buen estado y en posición correcta. Para cortar se debe utilizar una carcasa protectora cerrada, y para desbastar se deber utilizar una carcasa protectora abierta.
  • Una vez parada la máquina, dejar que el producto abrasivo se pare por sí mismo, sin apoyar sobre ninguna superficie.

 

Autor: Dpto. de Marketing de PFERD-Rüggeberg, S.A.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *