Soluciones de roscado de precisión y alto rendimiento

Talleres GAMOR, S.L. es una empresa familiar del País Vasco español que comenzó a producir garras para platos de torno hace ya más de 45 años y sigue siendo el líder mundial que ha establecido los estándares para la fabricación de máquinas roscadoras en las últimas tres décadas. GAMOR produce la gama más amplia del mundo de roscadoras que cubren todos los tamaños, desde M2 ​​hasta M130 y no existen iguales en términos de manejo, precisión y fuerza.

En su tercera generación de roscadoras hidráulicas GAMOR presenta roscadoras con un área de trabajo más amplio y un cabezal reforzado para mayor precisión y fuerza. La combinación de fuerza, precisión y el control exacto de la profundidad de roscado vía un programador digital con pantalla táctil permite roscar cualquier tipo de rosca con una longitud exacta, por ejemplo, roscas NPT en materiales muy duros o cualquier otro tipo de rosca difícil.

Rosca M125x6 de 300mm de profundidad en SS316 en turbinas, roscas trapeciales TR50x8 en husillos, roscas redondas Rd32x4 en puntales son algunos ejemplos más de los trabajos difíciles realizados con la roscadora hidráulica RHG-M130.

Aparte de realizar roscados muy difíciles las roscadoras Gamor están pensadas para hacer el proceso de roscado más seguro y ahorrar coste en herramientas y tiempo en máquinas CNC con una tasa horaria mucho más alta que la tasa horaria de la roscadora. Por el hecho de que no accione ninguna fuerza exterior sobre el macho de roscar por el avance de la máquina, sino se auto centra el macho y por el propio paso del macho va avanzando sin ningún empuje, la herramienta corre mucho menos riego de rotura y la vida de la herramienta llega al doble comparando con su uso en un centro CNC. Usar una roscadora hidráulica de Gamor no requiere ninguna formación especial y se explica su uso en pocos minutos, cualquier operario será capaz de realizar trabajos de roscado sin romper machos.

Por lo tanto, se puede bajar los costes de fabricación notablemente, aunque las roscas sean roscas pequeñas. Es hora de revisar los procesos de fabricación y cambiar a un proceso de roscado más seguro y económico.

Añadir un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *