El sector del composite presenta un crecimiento imparable desde el año 2006 en diferentes sectores industriales en España y, por supuesto en la construcción. Ya en 2014 las previsiones de crecimiento eran del 15% al 20 % en la industria y los pronósticos de entonces apuntaban a una multiplicación por cuatro en su uso en sectores